Métodos y tiempos

Métodos y tiempos: La importancia del tiempo estándar I

Los empresarios suelen quejarse por la baja productividad de sus operarios, pero no se dan cuenta que la causa es el elevado nivel de incidencias y la solución un estudio de métodos y tiempos.

“[…]El estudio de métodos y tiempos es una de las soluciones más empleadas en la mejora de las empresas, más aún en las industrias españolas. La medición del trabajo es el medio por el cual la dirección puede medir el tiempo que se invierte en ejecutar una operación o una serie de operaciones. Esto se hace de tal forma que el tiempo improductivo se destaca y es posible separarlo del tiempo productivo. Así se descubren su existencia, naturaleza e importancia, que antes estaban ocultas dentro del tiempo total. Es sorprendente la cantidad de tiempo improductivo incorporado en los procesos de las fábricas que nunca han aplicado la medición del trabajo. Esto se debe a que o bien no se sospechaba o se consideraban como cosa que nadie podía remediar. Pero una vez conocida la existencia de tiempos improductivos y averiguadas sus causas, se pueden tomar medidas para reducir estas incidencias.

“Una vez medido el tiempo si existen tiempos improductivos se notará inmediatamente”

La medición del trabajo, a través  del estudio de métodos y tiempos tiene ahí otra función más. Además de revelar la existencia del tiempo improductivo, también sirve para fijar tiempos tipo de ejecución del trabajo. Por otro lado, si más adelante surgen tiempos improductivos, se notarán inmediatamente. Esto se debe a que la operación tardará más que el tiempo tipo. Lo que provocará que la dirección conocerá la existencia de incidencias.

Anteriormente dijimos que el estudio de métodos puede dejar al descubierto las deficiencias del modelo, de los materiales y de los métodos de fabricación. Por tanto, interesa principalmente al personal técnico. La medición del trabajo es más probable que muestre las fallas de la misma dirección y de los trabajadores.  Por ello suele encontrar mucha mayor oposición  que el estudio de métodos. No obstante, para que la empresa funcione eficazmente en su conjunto, el procedimiento a seguir es la medición del trabajo.

Si se toleran los tiempos improductivos el personal se desanimará

Ejecución de tarea

Lamentablemente, la medición del trabajo, y en particular el estudio de tiempos,  adquirieron mala fama hace años.  Más aún en círculos sindicales. Esto se debe a que al principio, se aplicaron casi exclusivamente para reducir el tiempo improductivo imputable a los trabajadores. Para ello, les fijaron  normas de rendimientos, mientras que el imputable a la dirección se pasaba prácticamente por alto. Las causas de tiempo improductivo evitables en mayor o menor grado por la dirección son mucho más numerosas que las que podrían suprimir los trabajadores. Además, la experiencia ha demostrado que si se toleran los tiempos improductivos como las interrupciones por falta de material o averías, el personal se va desanimando y desganando y aumenta el tiempo improductivo atribuible a los trabajadores. Es lógico que así sea. Para los trabajadores, la cuestión es muy sencilla:

“Si no podemos adelantar el trabajo por algo que no depende de nosotros y sí depende de la dirección. ¿Por qué afanarse? ¡Qué la dirección arregle antes lo que le toca!”

George Kanawaty, Introducción al estudio del trabajo, Organización Internacional del Trabajo 1996.

A ese argumento es difícil replicar.

Servicios relacionados:
Artículos relacionados:
Para adquirir estas capacidades y mejorar tu industria contacta con nosotros.